El proceso de postproducción ha ido avanzando calladamente desde que finalizó el rodaje. Es ésta una fase larga, de trabajo minucioso, en la que la paciencia y el tesón pueden tener un impacto notable en el resultado final.

El montaje de las imágenes está prácticamente terminado, y tanto el ingeniero de sonido como el compositor de la música están ya trabajando de lleno en sus áreas respectivas. También ha empezado a hacerlo el responsable de los efectos especiales, y pronto comenzará la edición y corrección del color. Poco a poco, pues, la obra va avanzando y tomando forma.

Confiamos en que el proceso continúe con normalidad. De ser así y no surgir ningún contratiempo, la película estará lista dentro de unos meses.

Anuncios