El nuevo Auditorio de Guardo acogió la última presentación de Media hora (y un epílogo). Un estreno en una comarca rural a la altura de cualquiera de los que se llevan a cabo en las ciudades. Cuatro días en cartelera, cuatro sesiones, con una magnífica asistencia de público, especialmente el viernes (première con asistencia de actores, actrices y miembros de equipo) y el lunes (día del espectador). Este último día tuvo lugar un animadísimo coloquio con el público, que una hora después de finalizada la proyección aún seguía preguntando y comentando la película.

Pese a estar en Palencia, Guardo es cabecera de una comarca que incluye muchos pueblos de León, entre los que se incluyen los del director y otros miembros del equipo. Por eso, también, el fin de semana ha sido muy especial para Media hora (y un epílogo).

Por todo ello queremos expresar desde aquí nuestro agradecimiento a los cientos de espectadores que acudieron, a AMGU (Agrupación Musical de Guardo), gestora del cine, a todo su personal, encabezado por Manuel Dosantos, por los desvelos para que el fin de semana fuera perfecto, y a Javier Margareto, programador, por incluirnos en su cartelera.

usb